Aunque nadie pone en duda la utilidad de las redes sociales para fidelizar a los usuarios, relacionarse con ellos y dar a conocer ofertas con una inversión casi nula, no es menos cierto que estas herramientas 2.0 no acostumbran a ser una buena plataforma de ventas

Según un estudio publicado en el 2013 por Business Insider, las marcas están dándose cuenta de que las redes sociales no sirven para vender directamente. De acuerdo con este informe, la única excepción sería Facebook, donde entre el 29% y el 35% de los contactos de un usuario ve los posts que éste comparte en la red. Esta circunstancia demuestra, por lo tanto, que las aplicaciones de comercio electrónico y campañas en tiempo real funcionan y resultan beneficiosas para las empresas en términos de retorno de la inversión (ROI, en sus siglas en inglés). 

Aun así, la popular red de Mark Zuckerberg también ha sido escenario de sonoros patinazos, como en el caso de las firmas Old Navy, J.C. Penney o Banana Republic, que tuvieron que desactivar sus aplicaciones de e-commerce en Facebook al no ser rentables. Para saber más sobre las razones que provocan esta situación, os recomendamos este interesante artículo de Juan Macíasexperto en comercio electrónico, sobre los problemas que plantea el llamado F-commerce o venta a través de Facebook.



Linkedin para empresas: recursos y consejos para una estrategia online eficaz

El caso de LinkedIn

Como se ha visto, los social media no son el mejor instrumento para vender, aunque no por ello tienen que menospreciarse desde el punto de vista comercial. Eso es precisamente lo que ocurre con LinkedIn, una red que permite a las empresas promocionar sus productos y servicios en su plataforma, convirtiéndose así en un escaparate para posibles clientes. Consulta más información sobre LinkedIn para empresas

vender_a_traves_de_LinkedIn_las_paginas_de_producto_o_servicio

Seguidamente, se resumen algunas de las ventajas de esta red profesional a la hora de favorecer las ventas:

  • Es posible incluir descripciones detalladas de un producto, combinando texto, imágenes estáticas y vídeos. De este modo, la empresa puede dar a conocer su producto de manera muy atractiva y con calidad, tal y como lo haría en su propia web.
  • Permite redirigir a los usuarios a la web de la empresa, donde podrán adquirir el producto en un entorno mucho más comercial y corporativo. Del mismo modo, también se puede remitir a los posibles compradores a landings específicas, con promociones dirigidas exclusivamente a los usuarios de LinkedIn. Mediante esta estrategia, se consigue una venta mucho más personalizada, lo que incrementa sus posibilidades de éxito. Por descontado, el tráfico que la empresa consigue para su web procedente de LinkedIn no sólo suele estar muy bien segmentado, sino que corresponde a usuarios que tienen un interés real por las soluciones que les ofrece esta compañía.
  • Dar a conocer el producto es gratuito. Además, ofrece más visibilidad que Google.
  • Es posible indicar una persona de contacto específica para cada producto o servicio. Esto resulta de gran ayuda para aquellas empresas que cuentan con grandes equipos comerciales.
  • Facilita que otros usuarios expresen su opinión. En el ámbito del marketing, pocas estrategias son más efectivas que una recomendación por parte de un usuario ajeno a la empresa que comercializa un producto o servicio determinado. El razonamiento es sencillo: si un profesional de nuestro sector lo ha probado y le ha funcionado, ¿por qué tendría que ser diferente en nuestro caso? Por este motivo, las opiniones favorables de terceros son uno de los mejores recursos para dar credibilidad a una determinada oferta.

Ante todo lo dicho: ¿por qué no considerar estas ventajas de cara a futuras acciones de marketing?



recursos y consejos linkedin

¿Te ha gustado? Comparte tus opiniones en el blog!

Quizas también te interese el artículo Twitter para empresas

Fuente: Blog de Inbound Marketing
Ir a la Fuente